Este sitio utiliza cookies.
Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerte nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Si quieres revocar tu consentimiento u obtener más información consulta nuestra Política de Cookies.

Principales componentes de la hoja de té

Polifenoles
Actúan en el cuerpo como antioxidantes. Los polifenoles ayudan a neutralizar los radicales libres y así frenar el deterioro de nuestras células.

Flavonoides
Son las catequinas conocidas como: GC, EC, EGC, EGC y EGCG. Representan el 80% de los polifenoles del té. Son sustancias antioxidantes, 5 veces más potentes que la vitamina C y 25% más eficaces que la vitamina E. Pueden ayudar aprevenir enfermedades cardiovasculares, colaboran a reducir el riesgo de cáncer y ayudan a retrasar el envejecimiento. Se encuentran en un 30% en el té verde y en un 11% en el té negro. Para poder beneficiarse al máximo del poder antioxidante de esas sustancias hay que dejar las hojas de té en infusión por lo menos unos 2 minutos, y tener en cuenta que su asimilación es menor si se sirve con leche. Los tés de cosechas finas con gran cantidad de brotes tendrán más catequinas que los demás tés.

Theaflavinos y thearubiginos
Son polifenoles que se generan durante el proceso de oxidación presentes en los tés parcialmente o totalmente oxidados y contribuyen al color marrón de las hojas.

Taninos
Son los responsables de la astringencia y del sabor amargo del té. Son sustancias fenólicas que le confieren al té propiedades cicatrizantes y antidiarréicas. Además pueden inhibir la absorción de colesterol, por lo que ayuda a disminuir el nivel de colesterol en la sangre.

Calorias
1 a 2 por taza.

Minerales
F Flúor, calcio, cinc, potasio, magnesio, hierro.

Vitaminas
Vitaminas A, B1, C y E.

Teina vs Cafeína

Los brotes y las hojas más jóvenes contienen una cantidad de teína más alta, es por eso que los tés cosechados en primavera tienen generalmente más teína que los demás tés.

Contenido de cafeína o teína en el té y el café

Café expreso Café de filtro Una taza de té
300mg 115mg 25-70mg

NB: Existe una manera muy sencilla de “desteínar” el té. Dejando en infusión unos 30 segundos y tirando esa primera agua de té, se elimina más de un 50% de la teína sin alterar los aromas del té.

L- Theanina
Es de la familia de los aminoácidos, representa entre 1% y 2% del peso seco de la hoja del té. Estimula la actividad cerebral mejorando el foco mental y la capacidad de concentración. Al mismo tiempo tiene un efecto antiestrés, permitiendo que el cuerpo y el cerebro permanezcan calmados. La theanina está muy presente en los tés verdes japoneses, es lo que les da esa ligera astringencia, ese toque dulce y el sabor umami tan apreciado por los japoneses.

*El hierro
Se han realizado numerosos estudios sobre la influencia del té en la absorción de hierro pero los resultados no han sido determinantes. Algunos estudios se han realizado en base a una dieta normal y otros en condiciones experimentales, por lo tanto los resultados se manifiestan dispares.

Lo que se puede destacar es que no hay evidencias de que el té sea responsable de la baja de hierro en individuos sanos que tengan una alimentación variada y equilibrada. Pero si una persona tiene ya un nivel bajo de hierro en su organismo, debe entonces evitar beber té con las comidas y hasta por lo menos media hora después de la comida.

En conclusión no hay que preocuparse por el consumo de té si la condición fisiológica de la persona se lo permite y si no, no se debe beber té antes o inmediatamente después de cada comida.