Este sitio utiliza cookies.
Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerte nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Si quieres revocar tu consentimiento u obtener más información consulta nuestra Política de Cookies.

Principales países productores de té

*Según las estadísticas del International Tea Committee (ITC).

China e India producen el 60% del té mundial. La mayoría del té que produce y consume China es té verde, mientras que India produce más que todo té negro.

La producción de té en Kenia es la segunda fuente de ingresos del país. Casi toda su producción se exporta registrando unos importantes volúmenes de exportación, superiores a China e India. Es el tercer productor de té en el mundo.

El té negro es el más producido y exportado en Sri Lanka. Existen también otras producciones como el té verde y té blanco pero de menor importancia. Hoy en día, el té es la base más importante para la vida económica de la isla. Los principales mercados externos más importantes para el té de Sri Lanka son los Emiratos Árabes Unidos, Rusia, Siria, Turquía, Irán, Arabia Saudí, Iraq, el Reino Unido, Egipto, Libia y Japón.

Aunque en Vietnam se produce té negro, blanco y oolong, la variedad más popular es sin duda el té verde, que se cultiva en el norte y noreste del país. Entre las mezclas más populares se pueden distinguir los tés con flores, como el té de loto, especialidad vietnamita. Otras variedades de té de flores que se pueden encontrar en Vietnam son el de jazmín o el de crisantemo.

Turquía está en el sexto lugar. Este país es un gran consumidor de té negro, el cual es parte de su cultura.


El cultivo de la planta del té en Argentina se extiende por la región más austral, en la provincia de Misiones (hoy principal productor del país con el 95% del total) y norte de Corrientes. Actualmente, Argentina es el noveno país productor en cuanto a volumen de té producido (por encima de Japón). La mayor parte de la producción está destinada al mercado del té en bolsa y del té helado, pero los productores argentinos están cada vez más interesados en la elaboración del té a granel para el mercado gourmet.

Japón es el noveno productor de té en el mundo y produce mayoritariamente té verde. A diferencia de otros países, las hojas se secan al vapor después de la cosecha, por esto el té japonés mantiene ese color verde brillante y su sabor único umami.


Indonesia empezó a cultivar té a partir de unas plantas traidas del Valle de Assam en el año 1838, y desde 1878 se exporta a otros lugares del mundo. Es el quinto productor mundial de té. Los tés negros de Indonesia son perfectos para tomar con leche.

Se debe tener en cuenta que la gran mayoría del té que se produce mundialmente es destinado a la elaboración del té en bolsita así como el té embotellado. El té en hojas enteras representa un porcentaje pequeño del mercado mundial pero está en constante aumento. Cada vez más el consumidor prefiere elegir un té a granel de mayor calidad que un té envasado en bolsita.