Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí.

Latas de té

Los recipientes de té pueden ser muy variados, incluso los hay que son auténticos objetos de arte. El té es muy sensible a elementos como la humedad, la luz, el aire, los olores etc., por eso lo más importante a la hora de guardar el té es escoger un recipiente hermético, para que el té conserve su estanqueidad y se logre una óptima conservación.

Antes de sacar de la lata el té que vamos a utilizar, es aconsejable remover las hojas para que "despierten" de su letargo, así intensificamos su aroma y facilitamos que se haga la infusión.